Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/iz2d3uqe/fundacionsociedadcivil.org/wp-includes/pomo/plural-forms.php on line 210

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/iz2d3uqe/fundacionsociedadcivil.org/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2722

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/iz2d3uqe/fundacionsociedadcivil.org/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2726

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/iz2d3uqe/fundacionsociedadcivil.org/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3624
Artículo La Verdad de Murcia 23-03-2019 “Caudal Ecológico” – Fundación Sociedad Civil

Artículo La Verdad de Murcia 23-03-2019 “Caudal Ecológico”

la verdad 12-03-2019
La Verdad de Murcia 12-03-2019 “Juicio al Golpe de Estado en Cataluña”
13 marzo, 2019
play-ser
“Estatuto de Politilandia” Cadena Ser Radio Murcia “De un plumazo 04-04-2019”
8 abril, 2019
Mostrar todo

Artículo La Verdad de Murcia 23-03-2019 “Caudal Ecológico”

La verdad de Murcia 23-03-2019 Caudal Ecológico

La verdad de Murcia 23-03-2019 Caudal Ecológico

CAUDAL ECOLÓGICO

La ecología es la rama de la biología que estudia las relaciones de los diferentes seres vivos entre sí y con su entorno: “la biología de los ecosistemas”, es decir, la ecología es una ciencia, que en este caso se ocupa de conocer el funcionamiento de todo ecosistema incluidos los ríos, por tanto no existe el mal llamado “caudal ecológico”, todos los caudales son susceptibles de estudio y por tanto todos son ecológicos.

Los ecologistas y, quienes usan a los ecologistas, utilizan este concepto como si fuese incontrovertible, pero nada más lejos de la realidad. En la naturaleza, cuyo motor es la evolución, es decir, el cambio, las relaciones ecológicas son muy complejas, todo está relacionado con todo, y saber las consecuencias últimas de cualquier acción requiere unos conocimientos al alcance de muy pocos, entre los que no están estos grupos.

Por lo tanto, no debemos dejarnos engañar por los que quieren utilizar torticeramente la sentencia del Tribunal Supremo del pasado día 13 como excusa para incrementar  los caudales mínimos del Tajo, la elección no es entre un caudal “ecológico” que devuelva al Tajo a su estado natural, y un Tajo regulado artificialmente; hoy no existe en España ningún río que no tenga regulado su caudal, el Tajo tampoco por supuesto. La elección es entre dos formas de regulación una que permite el desarrollo de sus propias comunidades y el Levante y otra que niega el desarrollo a una parte de nuestro país que lo necesita.

Toda actividad humana altera los ecosistemas, no existe ninguna ciudad, carretera, industria, etc. que no se haya asentado sobre una zona con alto valor ecológico, el mismo Madrid se asienta sobre una zona donde antes campaban especies en peligro de extinción como el águila imperial, el oso, el quebrantahuesos etc..

Si algún ecologista radical pretendiese demoler Madrid con el fin de regenerar sus antiguos ecosistemas, todos lo calificaríamos de loco irracional, lo extraño es que ante un hecho similar, como la pretensión de acabar con el Trasvase Tajo-Segura, algunos en vez de escandalizarse le presten oídos a esta locura que pone en peligro la vida, la hacienda y el medio natural de todo el Levante español.

Para desgracia del ecologismo radical, los seres humanos tenemos que vivir en la Tierra, actualmente, con más de 7.000 millones de individuos nuestra actividad se deja notar en todos los rincones del planeta. Esto significa que la práctica totalidad de los ecosistemas de la Tierra son producto de la interacción de la naturaleza con el hombre, por tanto, la única manera de asegurar nuestra continuidad no puede ser renunciar a utilizar los recursos naturales, su uso va a ser cada vez más intenso y la única forma de asegurar nuestra supervivencia, es aumentar nuestros conocimientos sobre su gestión a la vez que incrementamos su uso.

Estamos muy cerca de las elecciones, sería deseable que nuestros políticos dejasen a un lado algunas batallas ficticias y trasnochadas que no benefician a nadie y nos dijeran antes de emitir nuestro voto cuales de estas dos posturas defienden:

  1. Un ecologismo radical, que desconfía de la capacidad de conocimiento del ser humano, y por ello en el fondo es más “conservador” que conservacionista, que busca volver a un “paraíso primigenio” que en realidad nunca existió y que encuentra en el tamaño de la población humana su principal problema para alcanzar algo parecido. En el tema que nos ocupa esto significa reducir el área cultivable a la disponibilidad de agua en la zona, es decir acabar con 100.000 puestos de trabajo directos, 2.500 millones de euros de aportación al PIB nacional y la desertización del Levante español, todo esto además cuando la FAO ha alertado sobre la necesidad de incrementar la producción agrícola.
  1. Apostar por el ser humano y su capacidad tecnológica para utilizar de una manera sostenible los recursos naturales. En el tema que nos ocupa significa hacer las infraestructuras necesarias para incrementar en un porcentaje ínfimo el volumen de agua que actualmente aprovechamos (menos de 1/5 parte del agua que anualmente cae en España). De esta manera cualquier territorio español podrá disponer de este elemento necesario para su desarrollo y en nuestro caso además, evitar la desertización que amenaza nuestro territorio.

Tenemos agua de sobra en España para cubrir todas las demandas de todos los territorios y tenemos la tecnología para hacerlo posible sin dañar de una manera seria el medioambiente, es más, algunas de las actuaciones hechas anteriormente para este fin hoy en día integran algunos de los ecosistemas más importantes para la fauna, como lo atestiguan el Pantano del Hondo,  el Embalse de Orellana, los Embalses de Cordobilla y Malpasillo, el Embalse de las cañas y las Colas del Embalse de Ullibarri, todos ellos incluidos en el Convenio de Ramsar como humedales de importancia internacional.

El único problema con el agua es que todo lo relacionado con este elemento se presta desde tiempos inmemoriales a exaltar los ánimos, es más fácil para un político mediocre obtener réditos políticos señalando agravios inexistentes, que obtener los fondos económicos necesarios para  realizar unas infraestructuras que benefician a todos.

la verdad 23-03-2019

la verdad 23-03-2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *