El anverso del «Pacto del Tinell»

Retos del sistema político español (III)
10 septiembre, 2018
Conferencia de Sociedad Civil Catalana
9 octubre, 2018
Mostrar todo

El anverso del «Pacto del Tinell»

Artículo de opinión. La Verdad de Murcia 12-09-2018. El anverso del Pacto del Tinell

Artículo de opinión. La Verdad de Murcia 12-09-2018. El anverso del Pacto del Tinell

El curso político se ha inaugurado con la representación de un acuerdo entre el gobierno del PSOE y Unidos Podemos, y digo “representación”, porque para aprobar los presupuestos será necesario el apoyo de los independentistas, lo cual no parece fácil sin la claudicación del Presidente. Ahora bien, deberíamos preguntarnos si es positivo para España que un partido que ha sido uno de los pilares sobre los que se ha apoyado nuestra reciente democracia, lo intente siquiera.

Los dirigentes de Podemos tienen como objetivo vital acabar con el “régimen del 78” como primer paso para imponer un régimen comunista, su líder Pablo Iglesias dijo en la tuerca: <<Los comunistas tienen la obligación de ganar. Un comunista que pierde es un mal comunista y Lenin no dijo en 1917 comunismo, sino paz y pan. Y eso le sirvió para agregar una cosa enorme en un momento muy preciso…es un problema de agregar fuerza… de que discurso eres capaz de construir, que un momento determinado, tú dices, yo tengo la fuerza de las mayorías sociales>>”.

Desde Lenin esta estrategia, la de cubrirse con la “piel de cordero”, ha sido habitual entre sus seguidores; lo que sí es relativamente nuevo, es la estrategia del comunismo de cambiar de nombre. El desprestigio de esta ideología, incipiente tras el aplastamiento por Leonid Brézhnev de La Primavera de Praga en 1968, se tornó incuestionable con la caída del muro de Berlín en 1989. Durante este periodo muchos intelectuales de izquierdas abandonaron el comunismo, pero los más fanáticos han intentado justificar el fracaso comunista y como buenos seguidores de Lenin enmascaran sus intenciones, y ahora sus ideas cambiando de nombre.

Desde su fundación en 2014 Podemos ha ofrecido al electorado español varios modelos alternativos al tan denostado por sus líderes “régimen del 78”

Inicialmente, propusieron importar el modelo venezolano a España, además de por convicción, agradecidos por su generosa financiación. Más que les pese, en esa época ensalzaban las virtudes del régimen chavista, como demuestra la “maldita hemeroteca” y no me refiero a la de la sexta por supuesto, así se expresaba Pablo Iglesias en su faceta de telepredicador: <<En los últimos diez años algunos países de América latina han implementado modelos de desarrollo alternativos al neoliberalismo, por una parte países como Venezuela, Ecuador, Bolivia…han trazado un camino político que quizá en estos momentos de crisis pueda representar un camino para los pueblos del sur de Europa afectados por unos recortes sociales que están destruyendo lo poco que quedaba del estado de bienestar>>

Si ya en aquel momento salvo los muy “cafeteros”, nadie dudaba de que este régimen sólo podía traer miseria y falta de libertades, actualmente el desastre es tan inmenso que los dirigentes de Podemos niegan siquiera haber puesto sus esperanzas en él.

  Visto el fracaso del modelo Chavista, nos tentaron con la solución Varoufakis, que iba más allá del derribo del modelo constitucional español, pretendiendo arramblar con Europa, utilizando para ello la escusa del “austericidio”, es decir, algo tan grave como no gastar lo que no se tiene.

Así a comienzos del 2015 en la campaña electoral griega Pablo Iglesias afirmó:<<El viento del cambio sopla en Europa, en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos, vuelve la esperanza. Syriza, Podemos, ¡venceremos!>>

El 29 de junio de 2015 se derrumbó la esperanza, los griegos sufrieron un “corralito” y actualmente Pablo Iglesias ya no habla de Grecia, que se ha empobrecido aún más y donde se han recortado las pensiones, la partida más sagrada del estado del bienestar.

Tras el “éxito” griego, Pablo Iglesias sube un peldaño más en la escala del pragmatismo, y en contra del internacionalismo defendido siempre por la izquierda se sube al carro del independentismo, aunque para ello tenga forzar sus ideas hasta el punto de borrar una de las pocas diferencias entre los dos totalitarismos de la historia, el comunismo y el fascismo.

Los antisistema, sólo tienen una intención, acabar con el régimen que ha proporcionado a España el mayor periodo de prosperidad y libertad en toda su historia, para instaurar un régimen comunista. Sinceramente he de decir que no creo que sea simplemente por maldad, pienso que la mayor parte de sus integrantes pertenecen a una generación criada en la abundancia, y que como los niños minados de Schumpeter no valoran lo que a nuestros predecesores les ha costado tanto esfuerzo conseguir; además y en contra de lo que presumen, creo que están muy lejos de ser los mejor formados de su generación, por lo menos en historia, si no fuese así, sabrían que el comunismo ha sido la ideología que más miseria, sufrimiento y muertes ha producido en el mundo durante el siglo XX.

Si los actuales dirigentes del PSOE tuviesen claro que los partidos constitucionalistas son sus adversarios y que los enemigos son los antisistema, con este convencimiento por su parte, sería posible editar el “anverso del Pacto del Tinell”, donde los excluidos sean Podemos, independentistas y demás enemigos de España y de los valores occidentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *